Esther Ramos, responsable de empoderamiento económico: «Más mujeres están necesitando apoyo para garantizar la continuidad de su proceso de cambio»

 En Actualitat

De como mucho sesenta mujeres que recurrían a las ayudas de alimentos, a 190 unidades familiares atendidas en el punto de reparto. Surt apoya en las últimas semanas a cerca de 500 personas entre mujeres y niños en el más básico: alimentarse. Una necesidad que forma parte del «colchón que ofrece Obrint Portes para que las mujeres puedan hacer su proceso de cambio», explica Esther Ramos, responsable del área de empoderamiento económico.

¿Qué situaciones explican que se haya más que triplicado el número de mujeres vinculadas a programas de Surt que recurren a las ayudas de alimentos?  

Hay un porcentaje muy alto de mujeres sin permiso de trabajo, con lo cual trabajan en la economía sumergida, como por ejemplo limpieza, cuidados y trabajo sexual. Todo esto cayó con el confinamiento y se quedaron sin ingresos. Muchas mujeres que trabajaban a tiempo parcial han visto cómo han caído sus trabajos, en sectores como la hosteleria, la atención a clientela o en algunas tiendas. Las situaciones son muy diversas, pero, en síntesis, podemos decir que son las mujeres en los sectores de trabajo más precarios, en la economía sumergida o a tiempo parcial, las que han tenido más dificultades.

¿Cómo se tiene que relacionar este apoyo con los procesos de empoderamiento de las mujeres?

Para favorecer los procesos de cambio en mujeres que se encuentran en situaciones de exclusión, que quieren mejorar su empleabilidad y abordar situaciones personales para ver como pueden hacer un cambio en sus vidas, tienes que tener una mínima estabilidad; una cierta tranquilidad para generar este cambio. Obrint Portes ofrece un colchón donde la mujer se siente acogida y tranquila para poder plantear su proceso de cambio. Cuando estás con angustia, ansiedad, no tienes las necesidades básicas cubiertas, no te puedes plantear dedicar un tiempo a formarte, por ejemplo, porque tienes que resolver urgencias ya. Por eso desde el programa hay esta línea de ayudas en cuestiones básicas como alimentación, ropa, transporte, espacio de cuidados a criaturas o gafas . En este momento, las necesidades básicas descubrimientos son muchas para más mujeres y por lo tanto nos hemos encontrado que esta pata del programa se ha tenido que ampliar, igual que se ha ampliado la demanda de las mujeres de los programas en proceso de cambio.

¿Por lo tanto, no han hecho un paréntesis en sus procesos de cambio, debido al golpe que les han supuesto los efectos del confinamiento?

No. La atención a cada mujer ha continuado y han continuado preparándose currículums, haciendo formaciones a distancia, el seguimiento, las tutorías… Pero nos hemos encontrado que más mujeres están necesitando apoyo en cuestiones básicas, como es la alimentación, para garantizar la posibilidad de continuar cada una con sus procesos de empoderamiento.

¿La crisis ha afectado el apoyo en los programas por parte de algunas empresas?

Lo que hemos intentando es que tanto las mujeres como las empresas tengan toda la información en este contexto porque las decisiones sean lo más racionales y ajustadas posibles. Mucha pequeña empresa se ha encontrado en una gran crisis. Nos hemos encontrado también con las mujeres que participan en la línea de emprendimiento que también les tenemos que ofrecer ayudas básicas, porque han tenido que cerrar los negocios. Pero algunas empresas han seguido haciendo colaboraciones tanto para el punto de reparto de alimentos, como para la recogida de ordenadores para garantizar el acceso a la escuela telemática y también nos han dado productos de higiene y materiales para los EPIs. Conductores solidarios también nos han ayudado trayéndonos alimentos al punto de reparto. Es decir que por un lado hay empresas que nos han dicho que están fatal y no pueden hacer contrataciones y por otro hay empresas que han podido hacer aportaciones materiales.

 ¿Crees que en los próximos meses se mantendrá la cantidad de mujeres que requieren apoyo en lo más básico, como es conseguir alimentos?

Puede ser que la presión tan directa de ahora baje, pero una parte la tendremos que mantener. Todavía no sabemos el alcance de los efectos que tendrá la crisis. Sabemos que será muy grande pero hay una incertidumbre importante. En los primeros meses ha habido una respuesta muy inmediata de las entidades para ofrecer ayudas en la realidad nueva que se nos ha planteado. Creo que esto cada vez se irá estructurando y organizando más; que se irá generando una respuesta más en red y con más apoyo de la Administración.

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.