«Hemos atendido a personas que nunca antes habían tenido que recorrer a ayuda por impago de suministros»

 En Actualitat

La crisis desencadenada por la Covid-19 ha sido un golpe para miles de personas. Para muchas, las condiciones de vulnerabilidad que las atravesaban se han profundizado. Para otras muchas, ha supuesto la llegada de situaciones hasta el momento desconocidas, como por ejemplo la imposibilidad de pagar las facturas de la luz y el agua. Hacemos una mirada al escenario de los últimos meses con Ángela Garzón, coordinadora del Punto de Asesoramiento Energético (PAE) de los territorios de Ciutat Vella y del Eixample.

¿Cómo ha tenido que adaptarse la atención del PAE a raíz de la pandemia? ¿Ha afectado a las posibilidades de atender a quién lo necesite?

Al principio fue difícil. Las personas usuarias no sabían cómo acceder. Todo fue súper rápido. El PAE es un proyecto presencial y las personas usuarias no podían acceder a nosotras porque las oficinas de vivienda donde piden cita para venir estaban cerradas. Tuvimos que reinventarnos, buscar soluciones para garantizar el acceso. Se abrieron varios canales. Las trabajadoras de servicios sociales empezaron a hacer derivaciones directamente a las coordinadoras territoriales de cada PAE y se habilitaron una centralita y un correo electrónico. Estos recursos han permitido ver y atender las necesidades de las personas.

¿Ha aumentado la cantidad de personas con necesidades de apoyo para mantener los suministros?

Muchas de las personas usuarias tienen dificultades para acceder a un ordenador y enviar un documento por correo electrónico. Esto retarda y dificulta el proceso. Excepcionalmente hemos recibido documentos por whatsapp y ha resultado el medio más eficaz para una parte importante de personas usuarias, en el caso de los territorios que Surt coordina, principalmente para personas usuarias de Ciutat Vella.

¿Hay alternativas telemáticas que no están a la mano de todas las personas que atendéis, habéis detectado, pues?

Sí, y se suma la barrera idiomática. La atención telefónica se dificulta.

¿Qué tienen en común las personas a quienes apoyáis?

Se trata de personas con bajos recursos, en el paro o con una presentación no contributiva. Hasta la pandemia atendíamos sobre todo a personas vecinas de Ciutat Vella. A raíz de la Covid-19 hemos atendido a más vecinas del Eixample, personas que nunca antes habían tenido que pedir ayuda por impago de suministros básicos.

¿Hay condiciones para acceder al servicio?

La ley catalana 24/2015 protege de cortes de suministros a personas vulnerables. La ley protege a las personas que son titulares de suministros, es decir, que las personas usuarias tienen que tener a nombre suyo los suministros. El informe de vulnerabilidad se fija en los ingresos disponibles y si el informe es favorable las empresas no pueden cortar el suministro energético.

Además de atender urgencias, también hacéis asesoramientos

Sí, en hábitos que permiten reducir el gasto energético y solicitud de bonificaciones del agua y de la luz para reducir el coste de las facturas y que el precio sea asumible por las personas usuarias. Mucha gente llega con el miedo de quedarse sin luz y sin agua al recibir un aviso de impago, en momentos en los que tienen que elegir si pagan las facturas o comen.

Publicaciones recomendadas
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.