Surt se suma a la demanda de un «Pacto por una Economía por la Vida»

 En Actualitat

Surt se ha adherido a la propuesta de un Pacto por una Economía por la Vida, de la Asociación Economía Social Cataluña (AESCAT), la organización que agrupa a las principales plataformas de representación de las diferentes familias de la economía social de Cataluña: la Confederación de Cooperativas de Cataluña, la Confederación Empresarial del Tercer Sector Social de Cataluña, la Federación de Mutualidades de Cataluña, la Red de Economía Solidaria de Cataluña (XES) y la Taula del Tercer Sector Social de Cataluña, de que Sale es parte, en los dos últimos casos.

La propuesta parte de denunciar «la fragilidad de un modelo global que prioriza la acumulación privada de riqueza por encima de la vida humana y del planeta». En Cataluña, este modelo ha tenido como consecuencia, entre otros, de la debilitación de la protección social, la deslocalización parcial del tejido productivo, la reducción del gasto sanitario, la precarización laboral de algunos sectores, la crisis residencial, los recursos insuficientes para la investigación, el menosprecio del sector primario y una exigua capacidad de articular las cadenas productivas locales.

Desde AESCAT, se plantea que hay que erigir un «Nuevo Modelo Económico basado en una Economía Plural Transformadora», es decir, dirigido a satisfacer equitativamente las necesidades económicas, sociales y culturales del conjunto del país; a proporcionar salud, renta, cuidados, vivienda, alimentación, educación, abastecimientos energéticos y protección social de forma universal; a garantizar el conjunto de bienes y servicios necesarios para la reproducción social y la dignidad de la vida; «una economía plural que integre las economías comunitarias, no vinculadas a la economía de mercado, exponente en la tradición associacionista catalana», así como «un Nuevo Modelo Productivo basado en la soberanía, la democratización, la relocalització, la mutualització, la redistribución de la riqueza y la transición ecosocial de las actividades económicas; un Nuevo Modelo Reproductivo que garantice universalmente y democratice las tareas de cuidado; y un Nuevo Modelo Ecológico que fomente la transición agroecológica, la actividad agraria sostenible y la transición energética, los circuitos cortos de proximidad, la soberanía alimentaria o la movilidad sostenible», sintetizan.

Por eso, la iniciativa apela al conjunto de la economía social y solidaria, para subscribir la propuesta, elaborar conjuntamente las medidas concretas de democratización económica y transición ecosocial y para participar activamente del cambio de políticas económicas a nivel de país; al sindicalismo, a los movimientos sociales, ecologistas, feministas, antirracistas y vecinales; a las organizaciones de autónomas y de empresas, para trabajar juntas por una estrategia de Economía Plural Transformadora; y a las fuerzas políticas, al municipalisme, en el Parlamento de Cataluña y en el Gobierno de la Generalitat, para impulsar una herramienta de reconstrucción económica y social que recoja la pluralidad de agentes sociales y económicos y sociales catalanes, los reúna bajo un Pacto catalán por una Economía por la Vida y los habilite para avanzar hacia un nuevo Modelo Económico plural, soberano, democrático y relocalitzat por Cataluña.

«Hace falta un Pacto Catalán por la salud Colectiva, la Democracia Económica y la Justicia Socioambiental entre agentes socioeconómicos plurales, que implante políticas transformadoras y nos encamine hacia una Economía por la Vida», reclaman las organizaciones signantes.

Publicaciones recomendadas
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.