Un grupo de supervivientes de violencia machista comparten su experiencia de la mano del Centro de Artes Santa Mònica

 En Actualitat

Varias mujeres supervivientes de violencia machista en el ámbito de la pareja acompañadas por Surt han participado en actividades del proyecto Conocimiento Compartido, un espacio creado por Diana Rangel, artista residente del ámbito de Mediación y Educación del Centro de Artes Santa Mònica. La iniciativa se propone, a través de intereses y preocupaciones de entidades locales, generar dispositivos de aprendizaje transdisciplinarios y proponer vías lúdicas para promover la reflexión crítica sobre problemáticas de ámbito local.

El grupo de mujeres vinculadas al SIARE, el Servicio Integral de Acompañamiento, Recuperación y Empoderamiento de Surt, han trabajado a través de varios lenguajes (la fotografía, el vídeo, la performance, el dibujo, la palabra) experiencias que las atraviesan, como por ejemplo la migración y la violencia machista. Durante meses, han conocido y encarnado obras de mujeres artistas que crean a partir de sus heridas.

«Cuando los vínculos son positivos, cuando hay personas que nos acompañan, el trabajo sale, y cuando una se paraliza, la otra compensa. Pienso que este es uno de los aprendizajes más importantes de estas actividades que han hecho, y también el ejercicio de expresar qué necesitamos y de exponer nuestros límites, que te los respeten y acompañar lo que yo necesito y lo que tú necesitas. Es una experiencia muy positiva para las mujeres que han participado como parte de sus procesos hacia la plena recuperación del impacto de la violencia», plantea Dina Agria, psicóloga del SIARE.

Una necesidad detectada por las profesionales del SIARE es que las mujeres acompañadas por el servicio puedan hacer red, «romper la soledad y también tener espacios de goce y para reír», resumen las responsables del proyecto de Surt, que identifican en la alianza con el Centro Artes Santa Mònica una muestra de la línea que hay que impulsar: las alianzas con organizaciones del barrio que fortalezcan la acción comunitaria ante las violencias machistas, tanto para prevenirlas como para reparar las heridas.

Conocimiento Compartido busca generar vías para encontrar formas de repensar o desaprender relaciones, valores, normas, códigos establecidos con el entorno, por eso utiliza una aproximación descentrada a la realidad que se nos aproxima, cosa que se traduce en integrar la experimentación, el juego y el arte como metodologías de intercambio y aprendizaje. «El objetivo del espacio es crear un cuerpo alternativo de conocimiento obtenido a través de la experiencia comunitaria», plantea la artista que lo dinamiza, Diana Rangel.

«La memoria no se borra», a través de la escritura y el dibujo, «Yo me veo como tú me ve, tú me ve como quiero verme», a través de la fotografía, y un remake de la performance de Esther Ferrer «Se hace camino al andar», han sido las actividades artísticas que han protagonizado.

«Nos proponemos ampliar los proyectos comunitarios que nos permitan acercar más a las mujeres al barrio, cosa que es especialmente importante cuando su red está muy debilitada a raíz de la situación de violencia vivida», plantean desde el SIARE que, en septiembre, retoma la colaboración con esta iniciativa.

El SIARE,el servicio de Surt dirigido a acompañar mujeres en situaciones de violencia machista o que han vivido violencia machista en el marco de la pareja, tiene dos patas: la recuperación psicoemocional y la recuperación de la autonomía económica, a través de la inserción laboral que la violencia ha frenado o impedido. El SIARE también ofrece asesoramiento a profesionales y hace acciones de formación y sensibilización.

Publicaciones recientes

Haz un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt